Parece que fue ayer y sin embargo ya vamos por la 4ª final consecutiva en el certamen de coros de la Comunidad de Madrid. Una Comunidad que ronda los 6.500.000 de habitantes y en la que se superan los más de 3.000 centros educativos.

Tantas finales como años de existencia de un coro dirigido por Álvaro Carretero y secundado por Magdalena Lechón. En unas condiciones en las que prima la ilusión, el entusiasmo y la entrega; pero siempre sorteando barreras como no disponer ni de tiempo ni salario para estos menesteres, ensayar en espacios que no son los adecuados, sacrificando recreos, séptimas horas y tardes en casa a la busca y captura de repertorios y arreglos. Todo ello sin más recompensa que la satisfacción del trabajo bien hecho y la ilusión porque la música, en este caso en forma de coro, esté al alcance de toda la comunidad educativa de un centro público.

Concebido como un trabajo anual y prácticamente de exigencia diaria en el que nuestros docentes ponen al servicio de sus componentes toda la formación y ganas que atesoran. Siempre primando el proceso por encima del resultado, afirmando la creencia de que no solo vale trabajar un rato sino todos los ratos, sudando la camiseta en campos de tierra para poder aspirar en algún momento a merecer ocupar un escenario de mayor empaque.

Una actividad en la que se funden alumnos y profesores, quienes durante los ensayos se desprenden de su rol habitual y pasan a ser única y exclusivamente la cuerda que atesoran. Engalanados siempre de un inconfundible naranja y a buen seguro bajo la atenta mirada, allá donde esté, de nuestra querida Charo.

Será el próximo 17 de junio de 2014 cuando nuestro coro defienda en la final el repertorio elegido para el presente concurso. Poco importa el resultado, ya lo venimos diciendo, así que ese día única y exclusivamente corresponde disfrutar y sumar una nueva experiencia inolvidable a la mochila.

¡¡Enhorabuena a todos los integrantes del coro del IES RAYUELA del presente año escolar, así como al de las ediciones anteriores!!!