Eso dijimos cuando terminó la sesión del martes, día uno.

Primero hablamos de conflictos, que no faltan entre p(m)adres e hij@s.

Luego un padre (con música que se preocupó de traer grabada) nos recitó “Esos locos bajitos”, haciéndonos pasar un muy buen rato.

Como lo han sido todos los que nos han permitido bucear en el cómo educar.

Tenemos la suerte de estar en un instituto en el que hay ganas de aprender, de compartir y de preguntarse cosas.

Gracias a Mª José por su conocimiento y por saber empujarnos hacia adelante.

También gracias al AMPA, incansable en su dedicación.

Y felicidades a l@s participantes y a sus hij@s.

Pues eso: ¡hasta la de 2012!